Singapur en dos días

Cuando salimos de la marina de Darwin en Australia eran las 2 de la mañana y tuvimos un momento de nostalgia, un poco tristes de dejar al Star Charger y a Cian, nuestro compañero de viaje, la tripulación se separaba hasta que la vida nos junte otra vez. Pero al mismo tiempo ya estábamos listos para dejar Darwin y comenzar una nueva aventura. Nuestro destino era Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, pero quisimos alargar una escala a 2 días en Singapur, para conocer obviamente y porque a Ignacio le faltaba un lugar de Asia para haber estado oficialmente en los 7 continentes. 

Cuando llegamos a Singapur eran las 10 de la mañana aproximadamente y estábamos extremadamente ansiosos! el aeropuerto era gigante y nuestras maletas (la mía específicamente) eran muy pesadas, en esta ocación tuve que viajar con un duffel ya que estábamos navegando en un velero de 12 metros, pero si está muy pesado (sobre 20k) no me lo puedo poner como mochila… y no entiendo como se llenó tanto de cosas! si salimos de Chile con varios kilos menos.. En fin, la aventura comenzó desde el momento en que recibimos nuestro equipaje ya que debíamos llegar al centro en metro desde el Aeropuerto Changi, que es un poco más de media hora, salir a la ciudad y luego tomar un taxi que nos acercara a donde estaba situado el hostal que reservamos. Fue caótico, arrastrar ese bolso por las escaleras, luego necesitábamos sencillar para pagar el pasaje de tren, que solo acepta efectivo ($2.40 dolares singapurenses cada uno). Y no solo tenía mi super duffel, también tenía mi bolso de mano y una cartera, repito… En que estaba pensando!!. Al salir a la civilización nos quedamos inmediatamente asombrados!, primero por el calor que hacía afuera y otro porque es una ciudad tan futurista, su arquitectura perfecta, la ornamentación, los jardines, los edificios cubiertos de enredaderas, todo lo que parece concreto está forrado de verdes enredaderas y jardines en las azoteas! Fue increíble porque además justo nos bajamos en pleno barrio empresarial donde los edificios eran los más grandes. El hostal estaba situado a unas cuantas cuadras de ahí, en Chinatown.

Nos hospedamos en el hostal Galaxy Pods, que literalmente son unas cápsulas con estilo muy futurista e intergalácticas donde cabe 1 o 2 personas, depende si reservas la single o la doble. El hostal era extremadamente pequeño, no había espacio para ninguna mochila o maleta grande, tenía una recepción, una habitación pequeña y una sala más grande. La habitación pequeña tenía 6 cápsulas singles y la más grande tenía otras 6 más pero dobles. Afuera de estas mismas estaba el espacio para el desayuno que era un mesón pequeño con agua, cereales, tostadora, platos, vasos y cubiertos de plástico y una panera. En el mismo espacio estaban unos lockers donde podiamos dejar nuestro equipaje de mano y cámaras también en la misma sala estaban los lavamanos y baños compartidos… era bastante extraño. La cápsula era increíble, nos tocó la de arriba, ya que estaban situadas como camarotes, era relativamente espaciosa, tenia una tv, wifi, un espejo con luz ultravioleta, aire acondicionado que se regulaba con los controles de adentro, una pequeña mesa de escritorio en la pared, y las luces se regulaban también desde el panel de control adentro, la puerta se cerraba automaticamente. La cápsula fue una experiencia super futurista y es lo que esperas de una ciudad tan moderna como Singapur. La verdad es que cumplió nuestras expectativas, a pesar de lo anti higiénico que parecia ese salón con todo mezclado, la relación precio-calidad fue buena porque aparte la ubicación era excelente, pero no daba más que para una noche ahí. (nos salió alrededor de $27.000clp la noche)

Cuando llegamos al hostal aún no podíamos hacer check in, así que nos fuimos a pasear inmediatamente después de dejar los bolsos gigantes allí, el problema fue que no nos cambiamos de ropa ni se nos ocurrió tomar un mapa, así que después de 10 minutos estábamos de vuelta en el hostal para ducharnos, cambiarnos y salir más preparados. Como teníamos poco tiempo, salimos a recorrer nuestro barrio primero, el plan era tomar un bus Hopp on Hopp off. Caminamos por China Town, entramos a un templo Hinduista y luego a un templo Budista, que me trajo los recuerdos mas bellos de mi estadía en India hace años atrás, y para Ignacio fue como un choque cultural ya que era su primera vez en Asia. El barrio chino, es un lugar imperdible en Singapur, tiene una calle de comidas típicas, mercados callejeros muy baratos y está impregnado de cultura. Singapur fue creado por tres culturas principales, China, Malasia e India.

Despues de visitar por unas horas el templo budista nos dispusimos a tomar el bus para iniciar un recorrido por la ciudad y ver luego donde queríamos bajarnos a visitar. Estábamos cansados, no habiamos dormido la noche anterior y ya habíamos caminado muchísimo. El bus nos salió 49 dolares singapurenses cada uno y tenía una validez de 24 horas. Nuestra primera parada fue la estación principal, el bus se detuvo ahí y tuvimos que cambiarnos de línea. El segundo bus que tomamos, nos dejó en la rueda Singapore Flyer, que llega a una altura de 570 metros! es una de las principales atracciones de la ciudad. Desde allí pudimos ver todo, los edificios enormes, el museo, otros lugares que queríamos visitar, etc. Esta rueda, está sobre un jardín interior y un edificio creado especialmente para esta, el jardín cuenta con una fuente de peces koi los cuales puedes alimentar. También, en este mismo lugar hay un simulador de vuelo abierto al público, pero bastante caro. Nuestra experiencia fue super divertida, nos tocó entrar en la cabina con una familia de Shangai que estaban ahí para el aniversario de Singapur, los 53 años que se celebraban al día siguiente.

Luego, con todo el cansancio y calor, tomamos el siguiente bus para ir a visitar los jardines de Marina Bay Sands, un hotel con 2561 habitaciones, son tres edificios unidos por una plataforma en el techo con un parque que desde la rueda parecía un verdadero bosque en las alturas!, el Sky Park estaba situado a 150 mts de altura, pero lamentablemente nos decidimos a no subir porque el área permitida para los que no eran huéspedes no lo valía, decidimos ahorranos esos dolares para la siguiente atracción, el museo de las artes y ciencias. En la misma área de Marina Bay se encontraba un Mall gigantesco con solamente tiendas de lujo, como Prada, Channel, Balenciaga, que se yo… no había ninguna sola tienda que no fuese de lujo! incluso afuera del mall había una pequeña isla edificio solamente de Louis Vuitton, se llamaba Louis Vuitton Island… nos sentimos realmente fuera de lugar con nuestras hawaianas y poleras sudadas! pero para llegar al museo había que atravesar este lugar para llegar más rápido y con aire acondicionado.

Estábamos extremadamente cansados, sin dormir y sin haber parado aún para comer, y habíamos logrado llegar al museo, el cual nos sentamos afuera a contemplar y descansar un rato, eran cerca de las 4 de la tarde y el calor estaba en su máximo punto! estaba nublado por lo que la humedad era mayor… Este museo es el primero en el mundo que contempla artes y ciencias por igual, su arquitectura exterior es una flor de loto enorme de color blanco, con 10 petalos todos de diferente tamaño y perfectamente anclados en una base circular que es uno de los simbolos de la ciudad, tiene unos 60 metros de altura y dispone de una cubierta retráctil que, en el día, deja caer el agua recogida de la lluvia sobre una especie de estanque central que esta cubierto de flores de loto, formando una cascada de 35 metros de altura y cuando oscurece, el techo se abre y el museo se llena de color con luces láser. El interior tiene unos 6000m2 ! hay unas 21 galerias repartidas en los 10 pétalos de la estructura y que a la vez tiene 4 pisos. Tiene exposiciones permanentes y exhibiciones temporales. Nosotros por estar cortos de tiempo y dinero también, optamos por entrar a la exhibición temporal del conocido artista Theo Jansen, siempre fue como un sueño ver sus estructuras kinéticas que se mueven con el viento! algunas son gigantescas y lo mejor es que las puedes mover tu mismo, lo mejor fue que nisiquiera teníamos idea de que estaba esa exposición, entramos para averiguar que había en ese momento y sin pensarlo dos veces ya estábamos comprando la entrada. Fue realmente impresionante!

El día aún tenía mucho que ofrecer, pasamos a comer rápidamente una sopa de noodles en el mall al lado del museo, habia una variedad infinita de comidas tradicionales!, china, malaya o india. Yo opté por una sopa donde elegía los ingredientes y me la preparaban en el momento. Ignacio por otro lado le costó elegir, ya que la comida oriental no era de su preferencia… los sabores del mar combinados con picante… Después de eso nos llenamos de energia y nos pusimos a caminar con dirección a Gardens by the Bay, queríamos conocer los jardines futuristas en medio de la ciudad, y de paso esperar el show de luces.

Estos jardines fueron creados como punto clave del proyecto del gobierno de crear una ciudad en un jardín, tiene 101 hectáreas y gracias a él, Singapur se ganó la reputación de ciudad jardín. Además de las enormes construcciones tipo árboles futuristas, cuenta con cientos de especies como jardín botánico, las contrucciones que parecen gigantescos árboles están cubiertas de enredaderas y luces de diferentes colores que le dan toda una personalidad durante la noche. Además cuenta con dos domos invernaderos enormes, uno con flores, con todas las especies de orquídeas posibles y en todos sus colores y otro domo enorme que era dedicado a los bosques. Visitamos los domos en nuestro dia 2 que más tarde les contaré. La idea era esperar el show de luces, mientras esperábamos tomamos helados artesanales de lavanda y rosas blancas. Luego, en medio del jardín logramos encontrar un espacio entre la gente, que eran cientos de personas! y cuando oscureció, a eso de las 8pm comenzó un bellisimo show con música tradicional y luces por alrededor de 20 minutos, fue un momento tan mágico! tan bello y casi indescriptile… estábamos en Avatar. La suerte nos acompañó ya que hicieron un especial por el día nacional. Singapur estaba de cumpleaños al día siguiente, cumplía 53 años. Después del show de luces nos dispusimos a volver a la nave futurística galáctica de hostal, estábamos tan cansados y adoloridos que tomamos taxi.

DIA 2

Nos levantamos relativamente temprano, a eso de las 9am, desayunamos, dejamos nuestros bolsos guardados y nos dedicamos a pasear. Era el día nacional de Singapur, pero muchas cosas estaban abiertas. Esperamos el hopp on bus, hicimos un recorrido a los lugares mas alejados de la ciudad, pasamos por el barrio de mansiones, el jardín botánico y otros lugares similares. Cuando ya estábamos llegando al centro nos bajamos para ir a visitar el Merlion Park, el Merlion es el ser mitológico símbolo de Singapur, que es un león con cuerpo de pez, representa el espíritu de Singapur, representando el poder (león) y sus orígenes como ciudad pesquera (cola de pez). Esta estatua está frente a todos los símbolos de la ciudad, como protector. Mide unos 8 metros de alto y está ubicado en la bahía, el león bota agua por la boca. Había muchísima gente sacándose fotos chistosas en este lugar!, pasamos un buen rato tratando de sacar la mejor foto y ver como el resto trataba de sacar su mejor selfie.

20180809_1237061970706840.jpg

Luego volvimos a Gardens by the Bay haciendo una parada estratégica para comer en otro centro comercial donde estaba la parada de buses. Este centro comercial era tan grande que perdimos muchísimo tiempo!, las calles ya estaban cortadas y terminamos comiendo en Mcdonalds y tomando un helado de durian, el rey de las frutas… que fue de nuestro total desagrado!!! el olor es demasiado fuerte, tiene un sabor extremadamente dulce y desagradable para nosotros. Después de esto teníamos como misión llegar a los jardines caminando, lo que se convirtió en toda una odisea!, al lugar que llegábamos teníamos que devolvernos porque estaba todo cortado, nos metimos a una feria de snacks internacional, nos metimos a otro centro comercial para poder pasar, entramos a un hotel… y después de caminar por más de una hora tratando de cruzar al otro lado, que normalmente toma 15 minutos, logramos que un taxi nos llevara, menos mal no salió caro, pero se dio una vuelta enorme para lograr llegar…

Cuando finalmente llegamos a ponernos a la fila para las entradas a los domos nos encontramos que habia demasiada gente!! casi nos arrepentimos de entrar, pero ya estabamos ahí. Me olvide de mencionar que esa noche teníamos nuestro vuelo a Sudáfrica y ya eran las 4 de la tarde… En fin, los jardines fueron maravillosos! realmente valió la pena la espera. Fue bellísimo, no tengo suficientes palabras para describir. El jardín de los bosques era una montaña circular de 35 metros de altura con enredaderas y diferentes plantas selváticas, donde también caía una cascada desde lo más alto hasta la entrada, un lugar muy refrescante y verde. El domo de las flores tenía jardines de climas mediterráneos y orquídeas de todos colores y variedades, realmente era un sueño de jardín!.

Cuando terminamos de ver los jardines, había más gente en las calles! a las 6 de la tarde comenzaban los eventos de celebración del día nacional, empezaban con un show de aviones, seguía con los cañonazos y a las 8pm comenzaban los impresionantes fuegos artificiales. Nuestro vuelo era a las 2 de la mañana, quedarnos era muy arriesgado ya que hasta el aeropuerto era 1 hora, en volver al hostal otra hora más y con la cantidad de gente que había era imposible lograrlo, pero… decidimos esperar los fuegos… todo friamente calculado, al más mínimo error no conseguiríamos llegar!

Empezamos a movernos hacia el centro, donde sería el evento hasta que llegó un punto en que había tanta gente que no pudimos movernos más… comenzó con el show de aviones, 3 helicópteros arrastraban una gigantesca bandera de Singapur, luego los F16 haciendo sus piruetas, otros aviones ultrasónicos pasando a muy baja altura sobre la gente! y luego los cañonazos… eran las 7pm, hacía un calor infernal, no contábamos con agua y había tanta gente que no podíamos movernos… pero decidimos esperar. Los fuegos artificiales comenzaron justo a tiempo!, fueron magníficos, estaba toda la ciudad iluminada con luces rojas y blancas, como la bandera, incluso la rueda estaba iluminada así, los fuegos frente a nosotros! fue una maravilla inesperada!.

Antes de terminar, nos pusimos a caminar rápidamente hacia el metro… cuando hicimos nuestro plan no consideramos que toda esa gente que había ahí iba a tomar el mismo metro… la entrada colapsó, había más de 1000 personas tratando de pasar por una puerta que daba a la entrada del metro!, ya eran las 8.20pm y debiamos tomar el transfer al aeropuerto a las 9, estabamos lejos, a unos 45 minutos caminando, el tiempo corría y la gente no se movía! bien… decidimos caminar, ya no dabamos más, no teníamos agua y la temperatura seguía siendo la misma, era como si nadábamos entre la multitud, cruzar las calles era una odisea, había que hacer filas, la gente se empujaba y parecía una estampida.. ya eran las 8.45 y caminamos lo más rápido que pudimos, caminamos y caminamos, la gente ya se estaba esparciendo, aún habían fuegos artificiales… a las 9.10pm logramos llegar al hostal, nos llamaron un taxi que llegó en 5 minutos y partimos al aeropuerto justo a tiempo… había taco en la salida a la carretera pero no tan grave como para llegar tarde. Llegamos justo a las 10, todos transpirados, sin cambiarnos de ropa para un viaje de 18 horas… por suerte el counter aún se estaba preparando, nos logramos cambiar pero no duchar. El aeropuerto es gigante, tiene incluso una casa de mariposas y un jardín, duchas y un hotel público… no pudimos visitar nada.

Era momento ya de entregar nuestros bolsos cuando no nos querían dejar hacer check in por tener solo un vuelo de ida… tuvimos que en ese momento comprar un vuelo a Chile, sin tener las fechas claras, solo así… cuando logramos pasar a la sala de espera por fin pudimos relajarnos, buscamos algo de comer y llegamos justo a tiempo para abordar…

Singapur es maravilloso, dos días corriendo de un lado a otro, definitivamente no es nuestro estilo de viajar, da para 3 o 4 días si se quiere ver todas las atracciones a fondo. También si tienes una escala de más de 6 horas el aeropuerto organiza tours gratis para pasajeros en tránsito. Es un país demasiado moderno y futurista, definitivamente me gustaría volver, es muy cosmopolita y es una de las pocas ciudades grandes que me ha gustado.

Mau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s