Mi Blessingway, la alternativa significativa al Baby Shower

Hola!! hoy les quería contar sobre una de las cosas mas bellas que he vivido en este viaje a la maternidad. El día sábado que pasó, celebramos una ceremonia de Bendición de Camino o Blessingway. Al principio yo no quería tener ningún tipo de celebración por que la verdad es que no me gustan los baby showers, pero luego fui convencida por una amiga ya que nunca se sabe si será el primer y último embarazo, quizás si necesitaba algo especial.

El Blessingway es una ceremonia ancestral practicada por la tribu Navajo, en Norteamerica y algunas tribus del sur también, este ritual se practicaba para honrar a la futura mamá con su círculo más cercano, asistían tanto mujeres como hombres, se realizaba al termino del embarazo. A diferencia del Baby Shower, el objetivo no es recibir regalos ni nada comercial, si no que crear una red de apoyo emocional, un ambiente íntimo y relajante, destacando el valor espiritual del parto y el paso tan importante para una mujer a la maternidad. Se refuerza el vinculo con los de su círculo para sentir todo el apoyo para el gran día. Durante el Blessingway, la protagonista se debe sentir apoyada por esas personas que tanto quiere y respeta, en un entorno sagrado donde tiene la libertad de expresar sus deseos, miedos y soltar todas las emociones para así afrontar lo que está por venir.

Normalmente esta ceremonia es organizada por una amiga de la madre o una Doula, quien es la persona que atenderá el parto. En mi caso fue organizado por una de mis mejores amigas, por mi y otra persona quien aprecio mucho y conozco prácticamente desde que nació. Fue guiado por esta última, que además es instructora de yoga. Entre todas las personas que organizan se recogen ideas para realizar en la ceremonia, actividades relacionadas con mantener el vínculo, etc. Al finalizar la ceremonia se comparte una comida, once, lo que sea pero todos juntos. Esta parte fue organizada por mi mamá y hermanas.

Mesa para compartir

La ceremonia debe contar con un altar donde se ponen todas aquellas cosas que nos parece importantes, en la invitación agregamos que si así lo sentían trajeran algún amuleto importante para ellos para poner en el altar, se encienden velas, flores, fotos de seres queridos como antepasadas, etc. También se les explica a los invitados a grandes rasgos a lo que van, a veces puede resultar shockeante algunos ritos a realizar. Invitamos a unas 35 personas, pero llegaron unas 25. Se les pidió también confirmar asistencia, ya que todos eran muy importantes para mi y para Ignacio.

Mi tribu hablando del amor

Dividimos la ceremonia en partes, la idea era abarcar emociones y relacionarlas con los elementos. Comenzamos cantando mantras, elegimos el mantra Semillita (Balwant Kaur y Gurinder Singh) que habla del ser que esta creciendo en el vientre, luego abarcamos el tema del amor, que se trató de lo que queremos para Adelia, le dijimos que queríamos que amara la vida como lo hemos hecho nosotros y todos los de nuestro circulo, fue un momento muy emotivo, conversamos con ella y el grupo, explicamos el motivo de su nombre Adelia Ilaia, como la mayoría sabia, nosotros nos conocimos en Antártica y queríamos que tuviera un nombre relacionado, por eso Adelia, que es un tipo de pingüino antártico e Ilaia que es una palabra Yagan que significa “más allá del sur”. Luego las personas del círculo comenzaron a enviarnos mensajes de amor y fue un momento abierto a expresar emociones.

Quemando los miedos

Después, seguimos con el miedo. Cada persona debía escribir en un papel aquel miedo que hayan tenido en el transcurso de su vida que no quisieran para Adelia, este momento fue muy personal y liberador ya que luego de haberlo escrito nos reunimos todos alrededor de un fuego donde quemamos ese miedo todos juntos como una forma liberadora y sanadora. Esta actividad la dedicamos al elemento Fuego.

Luego hicimos que todos recordáramos a los bebes no nacidos o seres que nos cuidan desde el cielo, para que Adelia no se olvide de que no está ni estará sola nunca. El recuerdo a los seres de luz lo hicimos atando un pequeño cascabel a una cinta que luego colgamos alrededor de la pérgola en la que se realizo la ceremonia, la idea era que cada vez que sonara el viento, estos seres se harían presentes con nosotros. Estos cascabeles los colgaremos en algún lugar especial también, pensamos en un árbol o quizás en el puente de los deseos de Horcon. Esta actividad fue dedicada al elemento aire.

Después hablamos de las enseñanzas de la vida, en esta actividad nuevamente los invitados escribieron alguna enseñanaza que haya sido vital para ellos en el transcurso de la vida, debían doblarlos y colgarlos junto a su cinta o ser de luz elegido. Estas enseñanzas se las leímos a Adelia con Ignacio una por una, días después terminada la ceremonia, las guardamos como un tesoro que se lo daremos en unos años más. Dedicado al elemento Tierra

Seguía el respeto, pero por tiempo decidimos sacarlo, se trataba de respetarse a si misma y a los demás, de respetar su linaje y en este momento iba a lavar los pies de mi mamá en símbolo de ese respeto por la madre que a mi me parió, era alusivo al elemento Agua. No lo hicimos finalmente porque tomaría mucho tiempo, quizas en otro Blessingway (no mío jaja)

Mi mama peinandome

Luego hubo una instancia donde representamos el traspaso generacional de hija a madre casi al terminar la ceremonia. Hicimos que mi mamá me peinara asi como lo hizo cientos de veces durante mi infancia. Para muchos fue el momento mas emotivo de todos, fue nuevamente una instancia donde se abrieron los corazones, las mamás presentes viajaron en el tiempo, y claro que las hijas también, recordando un momento tan cotidiano pero significativo a la vez, ya a punto de yo ser quien peinaría a mi hija… fue la transición perfecta.

Terminamos sellando el vinculo con el circulo de la amistad, pasando un hilo/lana por todas las personas, este hilo representa la historia en común que los invitados tienen conmigo y a la vez el sello de esa nueva tribu que creamos para Adelia, luego pase cortándolo uno a uno como quien corta un cordon umbilical. Ese hilo debe permanecer en la muñeca hasta el día del parto, ese día se les debe avisar y recordar ese momento de la ceremonia enviando toda la energía posible como símbolo de apoyo.

Luego para ya quedar aún más conectados y relajados concluimos la ceremonia con una sesión de sonoterapia donde todos quedaron recostados en el piso que estaba lleno de mantas y cojines, escuchando los sonidos de los cuencos, mantras, cascabeles y sonidos hermosos para el alma.

Fue una ceremonia muy emotiva, fue todo lo que esperamos, luego el compartir una comida con todos fue aún mas reconfortante, tomamos té, empanadas y tortas, algo muy simple y significativo, la idea era compartir. Igual hubo regalos, que los abrimos en ese momento y entregamos nuestros recuerdos, que fueron marcadores de libros. La verdad que fue una jornada perfecta. Asistieron los que tenían que estar y los que no pudieron todos tenían motivos muy validos y no por no asistir dejarán de ser parte de esta bella tribu nuestra 🙂


El lugar que usamos fue un acogedor centro de eventos en Olmue, Ruka Kupal, y la ceremonia fue guiada por Yarela, Alkumen Yoga en sus redes. Si quieren realizar algo similar pueden contactarla

Un especial gracias a todos los que asistieron y sobretodo a los que estuvieron detrás de esta hermosa celebración ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s