3- Ollantaytambo y Perurail

Esa mañana calurosa salimos temprano desde el hostal a un sector de Cusco donde salen transfer de pasajeros ocales hacia Ollantaytambo, el taxi nos dejo a un par de esquinas y nos ayudo a encontrar el mejor precio para embarcarnos con un grupo de personas locales, incluso con gallinas y todo tipo de alimentos.

El trayecto duro unas 2 horas aproximadamente, el camino es de curvas, subidas y bajadas por el valle, el valle sagrado de los Incas. Desde Ollantaytambo tomariamos el tren que sube a Aguas Calientes, o Machu Picchu Pueblo. Este tren se debe reservar con un poco de anticipacion, y la entrada a Machu Picchu se debe comprar tambien antes de subir.

Cuando llegamos a Ollantaytambo, quedamos en la plaza de este pequeño y pintoresco pueblo, para mi era un sueño hecho realidad, ya que en muchos documentales habia visto los secretos que este esconde, sus ruinas magnificas y extrañas en cuanto a cortes perfectamente pulidos de enormes rocas que ensamblan la ciudadela o fuerte, la tecnologia humana de la epoca a mi parecer no tenia lugar, hay algo mas alla de a civilizacion, una tecnologia diferente al resto de las construcciones no tan perfectas que reune el Valle Sagrado.

A simple vista en Ollantaytambo se pueden ver dos ruinas, una que es la principal y otra al frente que es un poco dificil subir pero es gratuita y desde alli se ve todo el pueblo y ademas detalles inimaginables de la ruina principal. El pequeño poblado si lo miras desde las alturas tiene forma de llama.

Caminando por las calles angostas de piedra y adobe con la pesada mochila me sucede lo de siempre.. encontrarme con la persona que menos piensas en encontrar en un lugar asi!!, de pronto escucho un grito, miro y era uno de mis colegas del Parque Torres del Paine que venia corriendo tras de mi, de Patagonia al Valle Sagrado, compartimos un rato y luego continuamos rumbo… el Peru Rail esperaba por nosotros, mi amigo seguia viaje a pie a las ruinas de Choquequirao.

El viaje en tren a Aguas Calientes duraria una hora y 30 aproximadamente, el paisaje ocmenzo a cambiar, curvas en altura, selva tropical, imponentes montañas, ruinas, pequeños poblados de clanes… todo indescriptible!, boquiabierta de tanta belleza natural. Finalmente llegamos a nuestro destino, Machu Pichu Pueblo.

El Pueblo de Aguas Calientes es un pequeño poblado a los pies de las ruinas escondidas de Machu Picchu, completamente turistico, lleno de restaurantes y hostales y tiendas de souvenirs. En el centro de Aguas Calientes esta la oficina donde se ocmpra el ticket para Machu Pichu y ademas el ticket de bus si es que vas a subir en bus, tambien se puede subir a pie, las escaleras comienzan a 1km a las afueras del poblado.

Y asi termino nuestro dia, bailando en un festival, justo Aguas Calientes estaba de fiesta, mucha comida tipica y pisco…

La siguiente parada seria al fin Machu Pichu

Siguiente: La Puerta del Sol, Machu Picchu