Krabi, bienvenidos a PARA PARA PARADISE!

¿Has soñado alguna vez con conocer el paraíso?, ajjaja si es así, debiste haber soñado con Krabi.. si es que tu idea de paraíso es un archipiélago de aguas turquesa y tibia, con cardumenes de colores y playas de arenas blancas que encandilan jeje… De madrugada hicimos el paso fronterizo de Malasia y Tailandia por tierra, en un bus que al final logramos tomar desde Kuala Lumpur, el cruce fue rápido, los chilenos para nuestra suerte teníamos preferencia ajajaj, cierto!! a muchos europeos o norteamericanos les daban la visa solo por 1 mes o por el tiempo que decían que estarían, para nosotros.. 90 días, y con atención preferencial. luego del cruce el bus paró en la primera ciudad fronteriza, Hat Yai, no tuvimos tiempo de conocerla, ya que inmediatamente tomamos la primera van que salia a Krabi. ** Si vas por tierra de Malasia a Tailandia, debes tomar bus desde Kuala Lumpur a Hat Yai y sale como $8000 pesos chilenos.

Nos demoramos unas 4 horas hasta llegar a la costa, estaba lloviendo a cantaros, un calor húmedo, pero rico.. encontramos espacio en una hostal buena, pequeña y barata, en Krabi Town, a una cuadra se encontraba un mercado, donde fuimos a deleitarnos con la comida thai a orillas del mar, una infinidad de delicatessen, que en mi vida había probado o visto, camarones del doble del porte de mi dedo indice, kanikama y otros productos del mar todos puestos como anticuchos, pescados, frutas y verduras, chow mein con diferentes preparaciones de noodles, todo en la calle, fantástico! justo que veníamos de un viaje largo y muertos de hambre, sentarse bajo la lluvia tropical a comer delicatessen  a disfrutar los placeres de la vida… valen entre 8 y 10 baht (120 y 150 pesos) Al día siguiente por la mañana tomamos un pequeño ferry de una agencia de turismo que nos llevaría por el archipiélago del paradisíaco Krabi, tuvimos que tomar un taxi-moto para llegar al embarcadero, los taxi-motos son unas motos, ya sea scooter u otro tipo de moto con un carro atrás que esta “habilitado” para personas con unas bancas y listo, cabello al viento.

550739_3651122590390_846534339_n

Para nuestra suerte el clima había cambiado al 100%, un día maravillosamente soleado, caluroso mmm perfecto para un día de playa, se notaba ya la venida pronta del monson. Cuando llegamos al embarcadero habíamos casi 100 personas esperando diferentes tours, se notaba la diversidad cultural, norteamericanos, afros, europeos, oceánicos, asiáticos, latinos!! todos unidos en busca del paraíso terrenal, nos dividieron en grupos y comenzamos la odisea… Ferry al paraíso Primera parada.. una isla con adoraciones un tanto extrañas… Bajamos del bote y nos encontramos en una isla desierta donde podías caminar kilómetros por el agua y no te llegaría mas arriba de las caderas, que maravilla!!!, agua turquesa y tibia, desierta y en este planeta!!!… lo primero fue excursionar el lugar, caminamos hasta una cueva donde encontramos una extraña adoración, había un altar con un enorme falo erguido, y alrededor otros mas pequeños, con velas e inciensos.. suponemos que estaba relacionado a la fertilidad (?)… de todas maneras la isla era hermosa.. y mis ojos brillaban de emoción al ser la primera vez que veía un lugar así el extraño altar Seguimos camino para el almuerzo, nos dirigimos a la siguiente isla, un poco mas pequeña quizás, pero sin palabras.. llegamos a una pequeña bahía con arena completamente blanca, tan blanca que parecía sal, tan idílica como romántica, una pequeña playa perdida en este archipiélago de un denso verde en una de las regiones mas maravillosas de Tailandia.

538187_3651105869972_21000093_n

Almorzando frente al mar turquesa, tan calmo como una taza de leche, es increíble como los tailandeses cuidan sus tierras destinadas al turismo y como cuidan a sus turistas también!, ojala pasara así en todos los lugares del mundo. A pesar de parecer una playa virgen, la mano de la humanidad se nota en la escasa decoración que pareciera natural, como pequeñas tablas colgando de las ramas haciendo de columpios y una que otra soga para amarrar botes. Frente a esta isla, había otra, la cual podías cruzar a pie por una pequeña franja blanca de arena. Hora del almuerzo con esta vista Después de almorzar seguimos a la isla pollo y otras, en este lugar podíamos hacer snorkeling o solo contemplar la naturaleza… una de las cosas que llamo mi atención fueron las mujeres musulmanas que nos acompañaban en el ferry, tapadas enteras, de los pies a la cabeza, pero sin embargo no dejaron de disfrutar a su forma las paradisíacas aguas en las que estábamos, con una simpleza y sin tener que arremangarse se tiraban al agua con ropa, velo y todo, me alegro mucho ver como disfrutaban y se integraban.. no importa tu cultura para disfrutar de lo que ofrece el planeta, de una u otra forma se disfruta igual. Terminando nuestro tour del día nos dirigimos a la ultima isla y símbolo de Krabi, donde unas enormes rocas en medio del océano decoran la bahía, una de las películas de James Bond fue grabada aquí, la isla también esta llena de monos tropicales bañándose en estas aguas, nada mejor que beber agua de coco a la orilla de la playa mas bella que he conocido…

180227_3651117630266_412224551_n600182_3651119790320_1766714506_n

Siguiente destino: Koh Phi Phi, “La Playa”